Si buscas en la cocina de la mayoría de las personas, puedes encontrar esta fruta cítrica de olor maravilloso llamada limón. Los limones no solo son un gran aditivo para hornear y cocinar, sino que también tienen otros usos. Aunque la mayoría de las veces no se consume solo, todo su contenido se puede utilizar en varias facetas de la vida, como cocinar, limpiar, desodorizar y ayudar a la salud.

Como nos benefician los limones

Más comúnmente reconocido por su color amarillo brillante y su sabor ácido y agrio, el limón es un miembro de la familia de los cítricos. Se sabe que estas frutas están llenas de vitaminas y minerales como la vitamina C, la vitamina A, la vitamina B, el calcio y el magnesio. Estas vitaminas y minerales son esenciales para la producción de colágeno, la curación de heridas, la mejora de la función inmunológica y la lucha contra enfermedades como el cáncer y las enfermedades degenerativas. Además, los limones son uno de los muchos alimentos que contienen antioxidantes que combaten los radicales libres en el cuerpo.

Originalmente descubiertos en la India, los limones llegaron lentamente a América en el siglo XV. Desde entonces, los limones se han convertido en algo más que una planta ornamental y son ampliamente utilizados por sus beneficios para la salud. Los limones tienen muchos beneficios para la salud y varias formas de usarlos o consumirlos. Algunos de los beneficios para la salud incluyen la digestión, los diuréticos, la desintoxicación, el cuidado de la piel, el cuidado del cabello, la ayuda dental, el alivio del dolor de garganta, la pérdida de peso y la reducción de la fiebre. Una parte del limón incluye su pulpa, jugo y ralladura. Para los beneficios para la salud, el jugo de limón y la pulpa de limón se usan principalmente, mientras que la ralladura de limón generalmente se usa en los círculos culinarios como guarnición.

Aunque muy comercializada y endulzada, la limonada fue la primera forma de limón que se agregó al agua. En estos días, agregar una rodaja de limón a un vaso de agua agrega sabor, pero hace mucho más que eso. Beber agua con limón tiene grandes efectos en el organismo. El limón tiene propiedades antibacterianas, por lo que al agregar limón al agua, reduce las posibilidades de beber toxinas que se encuentran en el agua del grifo o en un vaso. Además, puede reducir las bacterias y la inflamación en el cuerpo. También es un potente diurético y depurativo. Los limones limpian el cuerpo y la sangre de los altos niveles de ácido úrico y reducen el riesgo de infecciones del tracto urinario, artritis y reumatismo.

Otras formas de utilizar el limón

Otra forma de agregar limón a tu dieta es mezclándolo con agua tibia. La mayoría de la gente agrega una rodaja de limón con miel a su té. Agregar limón al agua tibia/caliente es una gran ayuda digestiva. Reduce los síntomas de acidez estomacal y reflujo ácido, así como problemas digestivos como náuseas, distensión abdominal, eructos y estreñimiento. También se sabe que libera al cuerpo de parásitos y gusanos que viven en el tracto intestinal. Tomar limón regularmente ayuda a regular la digestión mientras aumenta la pérdida de peso. Debido a su capacidad para limpiar y desintoxicar el cuerpo, existen varias dietas de limón que incluyen el consumo diario de jugo de limón para bajar de peso.

El jugo de limón también es muy efectivo para aliviar bacterias e infecciones en la garganta y la boca. Armado con sus propiedades antibacterianas, el jugo de limón puede aliviar los síntomas de dolor de garganta, amigdalitis, gripe y resfriados. La boca contiene miles de bacterias que pueden causar caries, sangrado de encías y gingivitis. Beber jugo de limón reducirá significativamente las bacterias en la boca. Aplicar jugo de limón directamente sobre las encías adoloridas o sangrantes y el dolor de muelas aliviará el dolor y disminuirá el sangrado. La ingestión regular de jugo de limón también reducirá el mal aliento.

Limones y sus propiedades curativas

Las propiedades curativas del limón a nivel interno y externo también pueden tener grandes efectos en la piel, el cabello y las uñas. Sus propiedades antioxidantes reducen los signos del envejecimiento como las arrugas, el acné, las manchas, las cicatrices y la decoloración. El consumo de agua con limón rejuvenecerá la piel dándole una tez brillante y hermosa. El jugo de limón también se puede aplicar a la piel para reducir las cicatrices, la decoloración y suavizar la textura de la piel. Aplicado solo o mezclado con miel, agua de rosas, avena, aloe, sándalo o aceites esenciales, el limón puede limpiar, iluminar y exfoliar la piel. El jugo de limón y el aceite de limón se pueden aplicar en áreas de eczema y picaduras de insectos.

Beneficios para la salud de los limones

Los beneficios para la salud de los limones van más allá de los efectos físicos. El olor a limones y aceite de limón también puede tener un efecto calmante y relajante en el estado de ánimo. El limón puede aliviar la tensión, la fatiga, la ansiedad y el nerviosismo. El aceite de limón se puede utilizar en aromaterapia para mejorar la mente y aumentar la actividad cerebral. El toronjil, una hierba poderosa, también se usa para reducir la fiebre al aumentar la sudoración, reducir infecciones, aliviar la ansiedad y promover un sueño reparador.

El limón se usaba como «cura para todo» en la época romana y como podemos ver el limón tiene efectos curativos muy poderosos. No importa cómo lo use o para qué lo use, obtendrá el efecto deseado.

Tartas con limón

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.